Publicado el 16 de Noviembre de 2016
Cuando hablamos de un sistema de control de presencia y las ventajas que aporta a la empresa, rápidamente, pensamos en ello como una herramienta para controlar la puntualidad de nuestros empleados.

Esto es una verdad a medias. Si bien, es cierto que es una herramienta de control, también es cierto que,  por grande que sea la empresa, no se necesita ninguna máquina para saber quién llega tarde a su puesto de trabajo.

Tanto como herramienta de planificación, como herramienta para conciliar la vida laboral con la personal, las ventajas de usar un sistema de control de presencia van más allá del simple control de horas.

REGISTRO AUTOMATIZADO DE LAS HORAS DE ENTRADA Y SALIDA

Explicamos anteriormente cuales son las obligaciones de la empresa en cuanto al registro de la jornada laboral de todos los trabajadores.

Vamos a poner el ejemplo de la empresa X que cuenta con una plantilla de 20 trabajadores.

Supongamos que se trabaja 5 días a la semana con jornada continua, es decir, el caso que menos fichajes genera. En estas condiciones, cada día se generarían 40 marcajes (20 de entrada y 20 de salida). A la semana se estarían generando 200 marcajes,  que son 800 al mes y más de 10.000 al año.

Lógicamente, a nadie le gustaría realizar esta tarea de forma manual.

Un sistema de control de horarios automatizaría esta tarea, reduciendo tanto la posibilidad de cometer errores como el número de horas dedicadas que se le dedica que, recordemos, es obligatoria.

PLANIFICACIÓN DE HORARIOS Y CALENDARIOS

Una labor, importante y tediosa a la vez, a la que se enfrentan los responsables de recursos humanos a medida que termina el año, es la confección de los horarios o turnos de trabajo que realizarán los empleados al año siguiente.






A través de una aplicación de control de horarios que ofrezca las herramientas necesarias, las horas dedicadas a esta tarea se reducen drásticamente. Permite asignar patrones de turnos (p.ej. 5 días con turno continuo y 2 días libres) y aplicarlo a un rango de fechas (para uno o más años). En dos pinceladas, se añaden los festivos y las vacaciones y, cotejando esta información con el horario asignado, se puede realizar un cálculo de las horas que trabajará cada persona.

Con las herramientas que te proporcionan, esta tarea se realiza en menos de cinco minutos. A partir de aquí, se realizan los cambios necesarios para que el calendario anual se ajuste a las horas establecidas por los diferentes convenios laborales.

FLEXIBILIDAD HORARIA Y CONCILIACIÓN DE VIDA LABORAL Y FAMILIAR

Todas las empresas tienen horas de mayor y menor carga de trabajo. La elaboración de horarios flexibles permite definir unas horas de asistencia obligatoria (aquellas con mayor carga) y unas horas de flexibilidad (las de menor carga).

Los empleados, en función de estos horarios, pueden planificarse y decidir a qué hora entrar o salir de la empresa. A través de la aplicación y en función de los marcajes realizados se puede hacer un cálculo del saldo horario, es decir, si la empresa le debe horas al empleado o viceversa.

Este planteamiento de los horarios permiten a los trabajadores conciliar de manera más eficaz su vida personal con la laboral, factor que repercute positivamente en su productividad

--

Hasta aquí la primera entrega de las ventajas que aporta un sistema de control de horarios en la empresa. Próximamente lanzaremos una segunda parte de ventajas centrándonos más en factores de productividad.

Ya sabes que para cualquier duda puedes ponerte en contacto con nosotros, estamos deseando escucharte.