Publicado el 02 de Noviembre de 2016
Recientemente, un gran número de empresas han están poniéndose al día en el registro de las horas de entrada y de salida de sus empleados, y esto no es fruto de la casualidad. En este artículo, vamos a ver cuáles son las claves de lo que está ocurriendo.

¿QUÉ DICE LA LEY SOBRE EL REGISTRO DE LA JORNADA LABORAL?

Existen múltiples menciones en el ámbito legislativo en cuanto a la obligación por parte de las empresas de registrar los tiempos que cumplen sus empleados. En el Estatuto de los Trabajadores, concretamente en su artículo 35.5, se menciona la obligación de registrar las horas extras de los trabajadores.

En el Real Decreto-Ley 16/2013 del 20 de diciembre, se extiende esta obligación a todos los empleados contratados a tiempo parcial, con el fin, de evitar irregularidades en el cumplimiento de sus jornadas.

Más recientemente, dos resoluciones de la Audiencia Nacional, la del 4 de diciembre de 2015 y la del 19 de febrero de 2016 contra dos entidades bancarias, sentencian que todas las empresas deben registrar no sólo las horas extras sino también las ordinarias, es decir, la totalidad de la jornada laboral de los trabajadores.

Pero, sin duda, uno de los motivos principales que hacen a las empresas plantearse llevar a cabo esta tarea de registro es el Plan de Control de 2016 de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social. Dicho plan, ha aumentado las revisiones y ha endurecido los controles, haciendo especial hincapié en el registro de las jornadas laborales realizadas.




¿QUÉ OBLIGACIONES TIENEN LAS EMPRESAS Y CUÁLES SON LAS CONSECUENCIAS?

Las empresas, actualmente, están obligadas a llevar un control de todos los empleados en lo referente a:

  • Registro de horas de entrada y salida, bien, manualmente, o bien, a través, de un sistema automatizado.
  • Hacer un cómputo a final de mes diferenciando entre horas ordinarias y extraordinarias.
  • Guardar una copia firmada por el empleado por un tiempo máximo de 4 años.

Es por esto, que la inspección está incrementando sus actuaciones en lo referente a:

  • La existencia del registro de la jornada y los cuadrantes de trabajo de los empleados.
  • La actividad de la empresa y el horario de funcionamiento.
  • La plantilla, los tipos de contrato, turnos de trabajo y festivos trabajados.
  • Horas complementarias realizadas.
  • Registro de la jornada y las nóminas de los trabajadores.

Las consecuencias que acarrea el incumplimiento de estas obligaciones serían las siguientes:

  • Si se trata de un trabajador a tiempo parcial, del cual, no se registran tanto las horas de entrada y salida como su horario, se considerará, automáticamente, un trabajador a tiempo completo con todo lo que conlleva.
  • Si es por una cuestión formal, acarrea una multa desde 60€ hasta 625€.
  • Si el incumplimiento es grave la multa puede llegar hasta 6.250€


¿CÓMO SE TIENEN QUE REGISTRAR LAS HORAS QUE REALIZAN LOS EMPLEADOS?

La ley, no obliga a usar un sistema determinado sobre la forma de registrar las horas realizadas por los empleados.

Son muchas las empresas que a día de hoy siguen realizando esta tarea de forma manual: bien rellenando y firmando partes de trabajo día a día, o bien haciendo uso de hojas de cálculo tipo Excel. En cualquier caso, la recogida de datos se hace de forma manual, convirtiéndose en una tarea tediosa y con un amplio margen de error.

En iDLogic ponemos a tu disposición los sistemas que mejor se adapten a tu negocio y presupuesto. Tenemos desde soluciones sencillas y con bajo coste de implantación, orientadas a pymes, hasta sistemas de mayor complejidad, departamentalizados y orientados a empresas de mayor envergadura.

Para tu asesoramiento personal contacta con nosotros. Estaremos encantados de hablar contigo.